Varias personas mueren en Oklahoma City tras el paso de un devastador tornado


Varias personas mueren en Oklahoma City tras el paso de un devastador tornado

Vehículos volcados tras el paso del tornado. | ReutersVehículos volcados tras el paso del tornado. | Reuters

  • Se han confirmado 10 fallecidos pero la cifra puede ser muy superior
  • Cientos de viviendas y al menos dos escuelas han sido arrasadas

Pablo Pardo | Washington

Actualizado lunes 20/05/2013 18:55 horas

El suburbio residencial de Moore, en la ciudad de Oklahoma City, situada en el suroeste de Estados Unidos, se ha visto ‘planchado’ por un gigantesco tornado cuyos vientos han alcanzado una velocidad de 200 millas por hora (321 kilómetros por hora). Según varios medios de comunicación estadounidenses 10 personas han muerto pero se teme que la cifra puede ser mucho mayor.

El fenómeno meteorológico tuvo una intensidad y un tamaño tan grandes que no está claro si entra dentro de la definición de ‘tornado’. Sea lo que sea, el viento pulverizó dos escuelas públicas. En una de ellas había al menos 75 niños en el momento en el que el tornado llegó a ella. De ellos, 30 han sido evacuados con vida, aunque la televisión local KFOR asegura que unos 24 niños y a parte del personal escolar están desaparecidos.

El tornado también obligó a suspender apresuradamente las sesiones en el Congreso del estado, cuyos miembros y personal auxiliar tuvieron que refugiarse en un refugio subterráneo.

La mayor parte de los edificios públicos —y también muchas viviendas— de esa región de Estados Unidos tienen refugios subterráneos para tornados. El domingo, dos personas fallecieron en la misma zona por efecto de la lluvia y el viento.

Aún así, la destrucción de tuberías de gas y de líneas eléctricas amenaza con provocar explosiones e incendios. Oklahoma es una de las principales zonas de producción de petróleo y gas natural de Estados Unidos, y está completamente atravesada por oleoductos y gasoductos.

Aunque todavía es pronto para evaluar los daños materiales, todo hace indicar que éstos alcanzarán al menos los 1.000 millones de dólares (779 millones de euros).

 

 

Fuente: EL MUNDO.ES