California, confirma la pena de muerte pero el estado se divide más que nunca


California, confirma la pena de muerte pero el estado se divide más que nunca

Aunque el Estado de California ha ejecutado a 13 internos desde 1978, actualmente cuenta con nada menos que 724 presos condenados a muerte, mientras que el segundo mayor número es en Texas con 407.

| Viernes 9 de Noviembre, 2012 | Por Nínro Ruíz Peña |

La pena de muerte en California fue uno de los muchos temas por cuales se votó el 6 de noviembre. Con el voto se pretendía poner fin a la pena capital, pero fue rechazado por el 53 por ciento de los votantes el martes. Así que la pena de muerte se mantendrá vigente, pues los electores votaron contra la Proposición 34, la cual pretendía eliminar la pena máxima y sustituirla por cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Sin embargo los partidarios de la Proposición 34, no se dan por vencidos en su intento de cambiar el marco jurídico estructural del estado.

California, al igual que el resto de Estados Unidos, continúa fuertemente dividido en sus opiniones sobre la pena capital. Aunque este cambio que se pide es respaldado por la Iglesia Católica Romana, querer abolir la práctica se quedó corto en su intento de hacer de California, el estado número 18 en Estados Unidos que buscaba como deshacerse de la pena de muerte.

Aunque el Estado de California ha ejecutado a 13 internos desde 1978, actualmente cuenta con nada menos que 724 presos condenados a muerte, mientras que el segundo mayor número es en Texas con 407. Sin embargo, las ejecuciones se han quedado en suspenso desde el 2006, sin embargo, un juez federal decidió que los funcionarios de prisiones tienen que adoptar nuevos procedimientos de inyección letal para asegurar que no sufra el preso y su ejecución sea “cruel e inusual” el dolor.

Aunque la pena capital no se ha aplicado en décadas en el estado, los votantes californianos optaron por dejarla activa como medida drástica para criminales, sin tomar en cuenta los altos costos económicos y sociales y las injusticias.

Dado que la Proposición 34 fue derribada, el tribunal federal tendrá que decidir si aprueba o no la propuesta de una sola inyección de droga letal y de aprobarse uno de lo tantos condenados a muerta sería el asesino convicto Robert Fairbank, a un paso de la ejecución.

Estimaciones indicaron que desde que se implementó la pena de muerte en California se han gastado más de cuatro mil 33 millones de dólares en aplicarla, casi todo en pago a abogados defensores que obtienen apelaciones automáticas cada vez que hay un nuevo paso en cada caso.

La Proposición 34 buscaba terminar con la pena de muerte así que se lanzó una serie de anuncios en televisión y radio en la que aseguraban que desde 1973 en Estados Unidos se han sentenciado a muerte a 140 personas inocentes, de las que varias ya fueron ejecutadas.

La Conferencia Católica de California (CCC), también ha expresado su decepción por la derrota por la mínima la Proposición 34. “Al rechazar la Proposición 34, esto representa una oportunidad perdida para nosotros como pueblo. La pena de muerte no es necesario para protegernos, sino sancionar a los infractores”, dijo el Obispo Gerald Wilkerson, presidente de la CCC.

“Continuaremos buscando oportunidades para poner fin al uso de la pena capital y ser la voz de la sociedad que invita a respetar la vida humana”.

 

Fuente: Noticiacristiana.com