El lugar donde fue sepultado Jesús podría cerrarse por no pagar el agua potable


El lugar donde fue sepultado Jesús podría cerrarse por no pagar el agua potable

Según el informe, difundido por Haguijon, la compañía que maneja el suministro de agua de Jerusalén, la deuda del templo ya asciende a más de nueve millones de shekel (unos 2,4 millones de euros).

Israel | Domingo 4 de Noviembre, 2012 | Por Nínro Ruíz Peña |

El Santo Sepulcro, donde se cree que fue sepultado y habría resucitado Jesús en Jerusalén, podría cerrar pronto sus puertas. La advertencia se debe a la cuantiosa deuda que ha acumulado el santuario al no haber pagado durante años el agua que consume.

Según el informe, difundido por Haguijon, la compañía que maneja el suministro de agua de Jerusalén, la deuda del templo ya asciende a más de nueve millones de shekel (unos 2,4 millones de euros) por esta razón la compañía congeló las cuentas bancarias del Patriarcado greco-ortodoxo de Jerusalén, bajo cuya jurisdicción está la mayor parte de la basílica.

Sin embargo, el Patriarcado, a su vez, ha decidido lanzar una batalla diplomática para contrarrestar el cierre de su cuenta bancaria. “La medida socava la santidad de un lugar de peregrinación masiva”, dice el Patriarcado y ha interpretado la decisión como una “declaración de guerra”.

Las autoridades del Patriarcado amenazaron con cerrar la basílica, alegando que durante años el santuario estaba exento de pago sin importar quién estuviera al frente de la ciudad de Jerusalén. Pero ahora el Patriarcado se justifica afirmando que es incapaz de pagar los sueldos de sus sacerdotes ni los gastos corrientes.

“Nos hemos comportado con ellos con sensibilidad, pero no podemos hacer excepciones y eso tienen que entenderlo. El Estado de Israel tiene derecho a cambiar las leyes”, señalaron fuentes de la empresa.

Ayer sábado el Patriarca de Jerusalén, Teófilo III, envió una carta de protesta al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y al presidente, Simon Peres, en la que denuncia que la medida “socava la santidad” de un lugar de “peregrinación masiva”. “A principios de semana vamos a notificar a todos los peregrinos que traigan botellas de agua. Y si nada cambia, anunciaremos en los próximos días, por primera vez en siglos, el cierre del Santo Sepulcro”, amenazó el Patriarca.

La basílica alega que hace décadas que está exenta de esos pagos. Hasta el año 2004, Israel no comenzó a enviarle las facturas del agua y ahora podría haber dificultades con la remuneración de empleados del templo.

El Ministerio israelí de Turismo comunicó hoy que, pese a tratarse de una disputa entre la ciudad de Jerusalén y la basílica, se está esforzando en mediar en el asunto debido a la importancia del templo.

“Esperamos que el problema se resuelva pronto, para que los miles de turistas y visitantes que acuden a este popular e importante lugar no queden decepcionados”, dijo la portavoz Anat Shihor-Aronson.

Fuente: Noticiacristiana.com