Enfoque a la Familia reenfoca su discurso


Enfoque a la Familia reenfoca su discurso

Enfoque a la Familia reenfoca su discurso

Jim Daly, presidente actual de Enfoque a la Familia.
Jim Daly, presidente de la organización evangélica, explica cómo intentan impactar la sociedad más allá del debate sobre la homosexualidad y el aborto.

19 DE OCTUBRE DE 2012, ESTADOS UNIDOS

Enfoque en la Familia es una de las organizaciones más reconocidas en el ámbito evangélico conservador. A pesar de su amplia producción con respecto a temáticas familiares (educación, crianza de hijos, relación matrimonial, etc) mediáticamente se les ha reconocido por sus campañas públicas en contra del matrimonio homosexual y el aborto. Sin embargo , la directiva actual de la organización está haciendo un esfuerzo por cambiar la imagen de la organización de forma que consiga recuperar un impacto positivo hacia la sociedad y no sólo de denuncia.

La postura de la organización ha venido marcada durante muchos años por su fundador,  James Dobson.  Su estilo comunicativo nunca fue visto con buenos ojos desde los medios progresistas del país. El director actual, Jim Daly, es quien intenta liderar un cambio en la organización que les permita alejarse del estilo de confrontación para poder ampliar sus objetivos, atendiendo a otros aspectos importantes de la sociedad, desde la reformas sobre inmigración a la disminución de la pobreza, explicó Daly en una entrevista con el Huffington Post.

“Es justo decir que  la organización se ha concentrado en algunas cosas que han distraído de lo principal, que es el Evangelio de Cristo”,  explicó Jim Daly, presidente de la organización con sede en Colorado Springs y locutor principal del programa de radio “Enfoque a la familia”, que alcanza a una audiencia de alrededor de 2 millones de personas cada semana a través de unas 1.000 emisoras.

 ANTE UNA SOCIEDAD DISTINTA
Daly ha expresado en un libro recientemente que los evangélicos conservadores deben tener “cuidado de no crear la idea de que la homosexualidad es un superpecado”. En la entrevista, explicó que desea enviar desde la veterana organización un mensaje que llegue a la audiencia actual.

Para Daly,  esta generación ha vivido un cambio que se refleja tanto en las prioridades temáticas como en el estilo.  Y por eso quiere reenfocar el ministerio hacia un objetivo y un mensaje: “vivamos una vida que refleje el corazón de Dios”.

Daly explica que todavía cree que la homosexualidad, el matrimonio homosexual y el aborto son pecaminosos e inmorales, pero que los conservadores cristianos deben darse cuenta de que “no puede ganar muchas batallas” y la motivación no debe ser “ganar el debate”, sino “reflejar la gloria de Dios”.

 BUENAS OBRAS QUE HABLEN
Para algunos medios esta relajación temática en una entidad de tanto peso es el reflejo de un  cambio gradual en el ambiente religioso y político en Estados Unidos.  Daly admite que en la actualidad, al poner en la palestra los derechos de los homosexuales y el matrimonio del mismo sexo, los jóvenes estadounidenses, incluidos los evangélicos, se muestran cada vez más tolerantes con ambos.

Una  encuesta realizada por el Pew Forum  mostraba que  por primera vez menos de la mitad de la nación es protestante  y uno de cada cinco estadounidenses no tiene religión. Entre los que no tienen religión, que tienden a ser más jóvenes, la encuesta muestra que creen que las iglesias están demasiado preocupadas por el dinero, el poder y la política. Al mismo tiempo, los que no tienen religión dijeron que las iglesias juegan un papel positivo en el cuidado de los pobres.

“Cuando uno se involucra en la cultura haciendo buenas obras, atendiendo a los pobres, cuidando de la viuda, del huérfano, y no como un medio para otra cosa, sino porque esto es lo que la verdadera religión debe hacer, incluso el no creyente diría ‘Mira eso’”, dijo Daly. “Hay un cierto respeto que viene de obrar así”, explicó.

 MENOS DISCURSO POLÍTICO
 Daly explicó que su idea es que la organización vaya en una nueva dirección pero sin abandonar completamente sus raíces. Parte de la estrategia pasa por no realizar ataques virulentos contra los demócratas. Esto se aleja considerablemente del estilo de James Dobson, que en las anteriores elecciones dijo que Obama tenía una “teología confusa” y una mala percepción de la Constitución, y decidió apoyar a McCain – cuando había dicho que nunca lo haría – cuando éste incluyó en su equipo a Sarah Palin. Por su parte el nuevo director, aunque admite que no está de acuerdo con los demócratas en la mayoría de temas morales,  entiende que entrar en el debate político no es la función principal de la organización.

Un reflejo de este reenfoque es que Enfoque a la Familia se unió al grupo de evangélicos prominentes, incluyendo a los Bautistas del Sur y al presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos,  para abogar por la reforma migratoria.

Como ejemplo del cambio de política, Enfoque a la Familia ha transferido su programa para combatir la orientación homosexual “Love Won Out” a Exodus International. Sin embargo  no supone un cambio de principios en la organización,  que en su página web mantiene su opinión de que los gays pueden cambiar su orientación. Aunque el estilo de grupo y la estrategia puede estar cambiando, el brazo político de la organización ha gastado millones de dólares en apoyo a las iniciativas de votación en los 32 estados donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ha quedado fuera de la ley.

Por otra parte, la organización se ha mostrado también más amable hacia los mormones. En el caso del candidato presidencial republicano Mitt Romney, Daly dijo que “entiende la importancia del matrimonio, la importancia de la ley natural. Creo que como comunidad cristiana tenemos que hacer un mejor trabajo para equilibrar estas cosas y no buscar el candidato perfecto”.

 HISTORIA DE FOCUS ON THE FAMILY
 James Dobson fundó Enfoque a la Familia en 1977.  En 1981, Dobson fundó también el Family Research Council, que formaba parte de Focus on the Family hasta 1992, liderado por el polémico Tony Perkins.

Daly dijo que actualmente tiene poco contacto con  Dobson, quien dejó en 2010 el programa de radio por el que era más conocido.  Un año antes, Dobson había renunciado a presidir el Consejo del Grupo, del que salió tras decir que había sido expulsado. Un paso definitivo tras su abandono del cargo de presidencia en el 2003.

Daly, que ha sido presidente desde 2005, dijo que no ha escuchado el programa de radio independiente Dobson, “James Dobson habla a la familia”, donde el pastor de 76 años ha continuado con su ministerio.

“Hay algo en común en los que nacieron en los años 30: James Dobson, Jerry Falwell, DJ Kennedy, los denominados ‘guerreros de la cultura’. Nacieron en los años 30, en una cultura judeo-cristiana y en los años 50 y 60 vivieron lo que percibieron como un desmantelamiento de estas cosas. Yo creo que hubiera reaccionado de la misma manera. Así que entiendo su forma de actuar, no lo juzgo” dijo Daly, para matizar finalmente que él creció “en un mundo diferente”.

Fuente: Protestante Digital