Lo Sobrenatural, No Es El Evangelio: Por Moisés Gomez


Lo Sobrenatural, No Es El Evangelio: Por Moisés Gomez

 

Continuando con la serie acerca de  ¿QUE ES EL EVANGELIO? queremos traer en nuestro segundo escrito el tema de  “LO SOBRENATURAL NO ES EL EVANGELIO”, esto  en vista del auge que está teniendo el termino SOBRENATURAL entre las iglesias, cantantes y hermanos de otras congregaciones,   además la movilización masiva a iglesias que proclaman, promueven y ensenan esto como el evangelio, y el desconocimiento de muchos feligreses que van en detrás de milagros prodigios y maravillas.

 

 

Permítame aclararle porque desde mi humilde opinión y visto a la luz de la Biblia, creo y sostengo que lo que se proclama como SOBRENATURAL, NO ES EL EVANGELIO.

 

Enseñar que LO SOBRENATURAL ES EL EVANGELIO, estaríamos enseñándoles a nuestros miembros a poner la mirada, en Milagros, Prodigios, Profecías, Maravillas, expulsión de demonios, etc. y  esto ES PELIGROSO. Estaríamos diciéndoles a los hermanos que sigan esto porque esto es evidencia de que ahí está DIOS.

 

ATENCION: Si te mueves detrás de lo SOBRENATURAL, (Milagros, Profecías, Maravillas, expulsión de demonios, etc.) y no tienes conocimiento de las Escrituras, puedes ser presa fácil de falsos profetas, Como así Moisés?, usted dirá, pero es en el nombre de Jesús que suceden todas estas cosas. Les invito a revisar este pasaje de Mateo 7:21-23, pero antes contextualicemos (veamos el contexto) el pasaje.

 

Jesús en Mateo 5 inicia el sermón del monte, nos habla de las bienaventuranzas, ser sal, ser luz, el adulterio, el divorcio, amar a los enemigos, la ira, la limosna, la oración, el ayuno, el padre nuestro, y cuando entra el capítulo 7 que va a cerrar el sermón  entonces habla de la puerta estrecha, en el versículo 15  de LOS FALSOS PROFETAS, y el versículo 21, del capítulo 7 aparece nuestro pasaje.

 

Mateo 7:21  No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. : 22  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? : 23  Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”

 

El contexto de este pasaje es en medio de una advertencia de los falsos profetas, pero antes de avanzar,  analicemos el pasaje, en el inicio del versículo 21 dice “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos“, en el inicio del versículo 22 vuelve a repetirlo, Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor”.

En la cultura Hebrea cuando alguien era íntimo de otra persona o creía tener intimidad y confianza, repetía el nombre de esta otra persona dos veces, (vea 1 Samuel 3:10),  este pasaje muestra personas que creen que tienen intimidad con Dios, que creen que tienen una comunión y relación con Dios y que creen que se pueden acercarse a Dios por lo que ellos vienen realizando en el nombre de Jesús.

 

Estos pasajes  que han sido pronunciados por el mismo JESUS, nos ensena tres cosas:

  1. Primero vemos que son muuchos  que están en medio de esta práctica de llamar a lo Sobrenatural el evangelio o promover esto diciendo que ‘Ahí está Dios”, veamos. “Muchos me dirán en aquel día,” es decir que muchas personas están y estarán detrás de esto, (Me pregunto si es por eso que las Iglesias sobrenaturales tienen tantas personas), también podemos notar que es un acontecimiento futuro, que ha de suceder en el aquel día “(podría ser usted uno de estos muchos? Como está usted seguro de que no?)
  2. También  vemos a personas que basan su “Cristianismo”  o estilo de vida cristiano y hasta su relación con Dios en lo que “HACEN” en lo sobrenatural, (en los milagros, prodigios, profecías, expulsión de demonios, etc.). este pasaje me enseñó  que a Dios le interesa más quienes somos, que lo que hacemos. Este pasaje muestra que usted puede “hacer” muchas cosas, en el nombre de Jesús, y no SER de Jesús. (Que fuerte).
  3. También vemos personas entienden que los milagros, profecía y expulsión de demonios es  el todo del evangelio, por eso lo enseñan, lo practican, lo motivan, lo establecen, hasta lo declaran.
  4. Vemos personas que usan el nombre de Jesús, (para mi es lo más delicado),  ya que usar el nombre de Jesús y  hacer cosas en su nombre podría confundirnos y llevarnos a decir “Esto es de DIOS, es que esto tiene que ser de Dios”, sin embargo vemos que NO ES ASI.
  5. Estas personas entienden que estas manifestaciones “Sobrenatural” es el evangelio de Cristo y por lo tanto merecen la vida eterna. Ellos llegan confiados, sorprendidos de que no tendrán parte con Jesús.
  6. Por ultimo veamos la chocante y fuerte respuesta de  Jesús. “Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”. Esta respuesta está compuesta de tres partes:

                a. Es Jesús mismo quien hace la declaración, no hay ni mensajero ni intermediario,

b. Nunca os conocí, Nunca es nunca, es decir desde el momento que estas personas comenzaron a tomar el nombre de JESUS, Jesús nunca conoció. (confieso que me tiembla el corazón pensar que Jesús diga estas palabras a muchos de nosotros, que por lo que hacemos decimos Ser cristianos, por lo que hacemos pensamos que tenemos una relación con El, y al final escuchar estas palabras NUNCA OS CONOCI, esto hace estremecer mi corazón).

c. Apartaos de mí, Jesús mismo no quiere cerca a estas personas que se han untado el evangelio por lo que hacen.

 

Ahora bien,  recordaremos que la vida del Cristiano es SOBRENATURAL, porque todo lo que Cristo hizo en la CRUZ  por su iglesia, por sus hijos, es sin dudas algunas una obra Sobrenatural, la salvación, la justificación, la adopción, la santificación,  la provisión, Su Gracia, entre otras cosas, son sin duda alguna la mayor manifestación de algo sobrenatural en nuestras vidas.

Pero querido lector, abramos nuestros ojos a la realidad de que LO QUE SE ENSENA COMO SOBRENATURAL< ESTO NO ES EL EVANGELIO DE CRISTO, y que  por que veamos milagros, prodigios y maravillas, no podemos decir abiertamente ahí está Dios. Juzguemos todo a la luz de la PALABRA de Dios, pidamos a Dios discernimiento y dirección y que Su Espíritu Santo nos guie en nuestra relación con El.
Recuerde usted no tiene que hacerme caso a lo que escribo, pero si tiene la responsabilidad de escudriñar y juzgar todo lo que dice ser de Dios a la Luz de la PALABRA.
Dios te guie.

Cortesia: Cristianosaldia