Israel & New Breed – Jesus at the Center


 

Israel & New Breed – Jesus at the Center

Por Marco Antonio Mena

Israel & New Breed - Jesus At The Center

Israel Houghton es un personaje bastante ajeno a nuestra realidad musical latina, sin embargo, el busca posicionarse más allá de sus fronteras a través de su nuevo disco, Jesus at the Center, el cual fue grabado en vivo en la Iglesia Lakewood, en Houston, TX., ante miles de personas que adoraron a Dios con todas sus fuerzas.

Gracias a la dinámica canción “Te Amo”, tanto su compañía disquera (Integrity Music) como los medios han buscado insertar su nombre dentro de nuestro intelecto musical, y lo han logrado con resultados más que positivos. Pero, ¿quién es Israel Houghton? Es un personaje que ha marcado un antes y un después dentro del género Góspel anglo, ícono y referente dentro del género, cuya popularidad le ha hecho acreedor de una innumerable cantidad de reconocimientos, tanto dentro como fuera de la escena musical cristiana. Por mencionar algo, destaca el hecho de que ha estado 2 veces dentro del Top 200 de ventas en Billboard, con 2 discos certificados con oro, haber obtenido 12 premios Dove, 3 Grammy, y un Soul Train, junto con haber cantado con Alicia Keys y George Michael, entre otros.

Con todo este currículo, no es de extrañar que este nuevo disco marque un nuevo hito en su carrera. Jesus at the Center es un trabajo que sobresale en todo sentido. 17 canciones son parte de esta placa (clasificada en dos discos) grabadas en vivo, sumando 3 en estudio, contando con la participación especial de Michael Gungor, T-Bone, Jason Nelson, James Fortune, Bishop Michael Pitts, Tina Baker y su hija, Mariah Houghton. El disco llega después de que Houghton estuviese 5 años alejado de la escena.

Musicalmente, Jesus at the Center es una verdadero arcoíris multicultural, que enciende el escenario, fresco y chispeante, con buenas dosis de baladas, lo que da vida a un viaje de alabanza y adoración en base a pop, rock, reggae, funk y sonidos latinos. El disco está producido por el propio Houghton junto a Aaron Lindsey, y las versiones de estudio por Ed Cash, con canciones de la autoría de Israel y con la colaboración de Lisa Gungor, a lo que se suma un cover de una canción de Bob Dylan. A todo esto se agrega una gran cantidad de músicos junto al coro de la Iglesia Lakewood.

Haciendo un recorrido por este disco, nos encontramos que la canción que da nombre a este, “Jesus at the Center”, la que no es inédita de este, es una canción que fue parte del álbum The Decade, sin embargo, se transformó en una canción tan distintiva para el grupo que decidieron regrabarla y con ella, identificar a este nuevo trabajo. La canción, en sí, es una clásica balada de adoración con el sello inconfundible de Houghton, la cual abre con un delicado intro de piano para dar paso al cuerpo de esta donde un majestuoso coro resalta por todos los rincones. “It’s Not Over (When God Is In It)” es otra de las canciones destacadas, que nuevamente recurre a un majestuoso coro que se viste de ingeniosas pinceladas de un órgano, dando vida a un tema Góspel muy moderno.

La versatilidad musical se aprecia en muchas partes, como lo denota “Your Presence Is Heaven”, la cual se adueña de una clásico jazz que suma un suave arreglo de R&B, cuya intencionalidad se mueve hacia el poder reflexionar sobre la presencia de Dios en nuestras vidas. Sin lugar a dudas, la gran sorpresa del disco es su incursión en el mundo latino con “Te Amo”, la cual derrama alegría y movidos sonidos, con un rap de T-Bone, todo bajo la intención de celebrar el amor de Dios. Y si de fusiones se trata, que mejor ejemplo que “Rez Power”, que mezcla Gospel con Funk de una forma única, cuya energía y desbordante ritmo se concentra en el poder de la resurrección de Cristo.

En este tipo de grabaciones el elemento distintivo es el uso de grandes coros, y el de la Iglesia de Lakewood tiene su rol protagónico en todas las canciones de este, pero su potencia y personalidad se refleja de mejor manera en “Call You Jesus”. Elementos de los 70s se aprecian en “Jesus The Same”, en la cual resalta el melancólico sonido de un viejo sintetizador. El cover de la canción de Bob Dylan extiende ese añoso aire, haciendo que “To Make You Feel My Love”, la cual es interpretada junto a la hija de Israel, Mariah Houghton, renueve su fragancia como el clásico que es.

Es interesante ver que la canción que da nombre al disco se encuentra incluida 3 veces en este álbum… ¿demasiado? Es una respuesta que dependerá de quién escucha, sin embargo, siendo una canción tan pegadiza y especial, su reiteración no cansa ni agobia, ni se siente como de más… simplemente es una canción que tiene el valor suficiente como para ello.

Algo que siempre es recurrente en este tipo de discos es la posibilidad de no solo escuchar cantar, y este disco no desperdicia la oportunidad para que Houghton hable, predique, interactúe y grite sus alabanzas, sin embargo, en ciertas oportunidades esta situación se extiende demasiado, creando un espacio que puede desperdiciar y perder el hilo del disco.

En líneas generales, y considerando que este tipo de discos no es de gusto masivo, el hecho de estar ante un ícono de Góspel moderno, hace de Jesus at the Center un trabajo como pocos en su género, que usa y abusa de todo lo que este le propicia usar, como coros, instrumentación, artistas invitados, estilos y géneros diversos, así como espacios de interacción, para dar vida a un álbum memorable, que no cambiará al mundo, pero si el corazón de quién escucha. Su premisa es mantener a Jesús en el centro de todo lo que hagamos, algo que suena más que a solo una afirmación, un desafío a vivirlo, a radicalizar nuestra relación con Dios, y ver de otra forma nuestra forma de interactuar con los demás… así como tener una actitud distinta con nosotros mismos. Jesus at the Center es una llamado a la iglesia para que en cada reunión colocar a Jesús como el verdadero centro de adoración.

Cortesia: Enlacemusical.com