Lenny Kravitz, Estrella de Rock que Cree y se Inspira en Dios


 

Lenny Kravitz, Estrella de Rock que Cree y se Inspira en Dios

Por Marco Antonio Mena

Lenny Kravitz

Dicen de él que es una de las pocas estrellas auténticas dentro del rock actual. Abrió, junto al grupo mexicano Maná la edición madrileña de Rock in Rio, así como también, siendo parte de la primera edición de Rocktronic en Ibiza.

Ya en sus dos anteriores álbumes, Baptism (2004) y It’s Time For a Love Revolution (2008), Lenny Kravitz hacía claras alusiones a su nueva fe en Dios. En toda su carrera, algunos de sus mayores éxitos han sido hits como “I’ll Be Waiting”, “Are You Gonna Go My Way” o “Fly Away”.

Uno de los énfasis que el músico nacido en Nueva York también hace es el de romper con antiguas barreras racistas que considera que aún se dan en Estados Unidos. El título de su nuevo trabajo, Black and White America, hace referencia a su propia historia, ya que Kravitz es nacido de padre blanco y madre negra.

En su última y breve visita a España, en septiembre de 2011, para promocionar su último disco Black and White America, Lenny Kravitz quiso dejar claro que la fe cristiana marca su día a día como artista. Aunque los medios españoles no le preguntaran expresamente por ello, el guitarrista aludió a Dios en muchas sus respuestas.

De hecho, tras entrevistarle Antena 3 titulaba la noticia, en su edición digital, de esta forma: Lenny Kravitz Leía la Biblia Mientras Componía su Disco. En una entrevista para la cadena española, el artista explica que ha “orado y meditado mucho” en su tiempo en las Bahamas, donde escribió las nuevas canciones. En otra entrevista, concedida a El Pais, el músico confiesa: “en este disco pude expresarme libre y honestamente. Es un álbum más personal, hablo mucho de mí y de cómo crecí”, añade.

Letras Orientadas a Dios

El rockero norteamericano centra su nuevo disco en la fe en Dios y el problema del racismo. En una de las canciones de su último trabajo, “Liquid Jesus”, Kravitz canta: “He estado orando por el día en el que finalmente me llevarías a la libertad. Finalmente se ha acabado, me has liberado. Ahora podemos enamorarnos y nacer de nuevo para que lo vea todo el mundo”. El estribillo suena “Límpiame, quiero ser salvado, oh Jesús líquido”.

En el que es el primer single del trabajo, “Stand”, el rockero lanza otro reto a sus fans: “Tu fe y la paciencia serán tus soldados para guiarte a través de tiempos difíciles”.

La claridad en sus planteamientos de vida cristianos no quiere decir, sin embargo, que el disco se pueda catalogar bajo la comúnmente usada etiqueta de ‘música cristiana’. Kravitz, como muchos otros artistas, escribe desde su perspectiva cristiana pero se dirige a un público amplio y entra a tratar temáticas de todo tipo.

Una Vida Tranquila

El ganador de cuatro premios Grammy reconoce que “mi vida es muy distinta a lo que la gente proyecta. Yo estoy con mis músicos y mi familia. Somos muy familiares. Y voy a casa de amigos. Cenamos y hacemos música. Nos relajamos con la gente”.

También describe cómo es un día cualquiera en su vida: “Vivo en un tráiler en la playa. Abro la puerta y ahí están el mar y el sol. Siento a Dios y la naturaleza”.

Cortesia: Enlacemusical.com