Iglesia cristiana crece rápido en el Medio Oriente


Iglesia cristiana crece rápido en el Medio Oriente

A este movimiento algunos le llaman Revolución en el Medio Oriente, pero no es resultado de un movimiento político. Los musulmanes simplemente están aceptando la fe de Jesucristo en grandes cantidades.

El Kurdistán iraquí es un ejemplo de la revolución bíblica que ocurre en el Medio Oriente. “La Biblia nos hace sentir que el libro de Hechos se repetirá aquí en Kurdistán”, comenta Zagros Sabed, un exmusulmán.

Creyentes como Sabed viven en el área predominantemente kurda de Irak. Debido a su cultura y educación muchas veces se les conoce como creyentes de trasfondo musulmán.

Otro ejemplo es la iglesia de Erbil, capital del Kurdistán, que fue permitida oficialmente por el gobierno desde 2004. La iglesia kurda representa un avance histórico en la tradición de la Iglesia. Es la primera de su clase en 1.400 años.

“Es la primera vez que los kurdos tienen una iglesia. A veces cuando los no creyentes vienen a la iglesia y ven que cantamos y gritamos y enseñamos en lengua kurda, se sorprenden”, asegura Majeed Muhameed, pastor de la congregación.

La mayoría de los creyentes que viven en el Kurdistán iraquí son exmusulmanes. En la ciudad de Solemaniya muchos practicaba el islamismo, incluyendo a su pastor que era un clérigo musulmán.

Según Sabed “antes de llegar a creer el mensaje, era uno de esos que creía que debía matar a otros. A veces quería matar a mi esposa porque no cubría su cabello. Pero cuando encontré a Jesús, en Mateo 5 me pide amar a mis enemigos.”

Otros en la región también han sido transformados. “Estoy muy feliz que Jesús vino y tocó la puerta de mi corazón y que pude conocer al Dios real de forma verdadera”, comenta una mujer, cuya identidad es protegida por su propia seguridad.

“Antes de ser creyente, siempre creí que algo faltaba en mi vida, como si hubiese perdido algo. Ese sentir estaba constantemente conmigo. Ahora que soy creyente ya no lo siento. Sé que he encontrado lo que faltaba en mi vida”, dice otro hombre.

Rápido crecimiento

Tom Doyle, del ministerio E3 Patners asegura que “en Irán, Siria, Jordania, Irak y Afganistán, grandes cosas están sucediendo, y muchos musulmanes ahora están abiertos al Señor Jesucristo.”

Doyle trabaja con musulmanes en el Medio Oriente y dice que el potencial de crecimiento de la Iglesia es asombroso.

“Sólo en los cuatro países donde trabajamos, proyectamos quinientas nuevas iglesias, solo en Siria, Jordania, Irak y Egipto. En Irán, los ministerios que trabajan están planeando diez mil iglesias para el próximo año. Así de rápido están abriéndose al Evangelio”, explica.

Turquía es otro país donde más musulmanes están poniendo su fe en Jesús. Algunos dicen que muchos de ellos han llegado a la iglesia luego de una visión o un sueño.

“Muchas personas tuvieron una visión de Jesús, aun sin haber leído la Biblia antes o sin conocer nada acerca del Nuevo Testamento o de la Iglesia. Sólo ven a Jesús en su sueño”, afirma Muharren, también exmusulmán.

La oración como unión del mundo

¿Cómo pueden los creyentes alrededor del mundo unirse en esta revolución espiritual? Los líderes dicen que la respuesta es la oración.

“Lo más importante que nos dice el liderazgo en el Medio Oriente, y que no nos debe sorprender, es que conforme crece el apoyo de oración en el mundo, el trabajo despega. Entre más oren para que el Espíritu de Dios descanse sobre estos hombres y mujeres para compartir el Evangelio, Él expandirá más el Reino de Dios”, dice Tom Doyle.

El mensaje que llega a estos creyentes es el antiguo mensaje del Evangelio desde hace dos mil años.

“Quiero decirle al mundo: Acepten el amor de Dios. Será hoy o en un futuro que tendrán que arrodillarse frente a Dios. Es mejor hacerlo ya”, asegura Zagros Sabed.

Fuente: Mundocristiano.tv