Evangelio de la prosperidad, se expone su cruda realidad


Evangelio de la prosperidad, se expone su cruda realidad

evangelioProsperidad201-07

El libro publicado por Portavoz, ¿Salud, riquezas y felicidad? Los errores del evangelio de la prosperidad, enciende la mecha de la discusión teológica sobre la prosperidad.

Todos los días se proclama en la radio o en la televisión un nuevo evangelio: el evangelio de la prosperidad. Este evangelio enseña que Dios desea cumplir todos nuestros deseos de salud, riquezas y felicidad; solo hay que tener la fe suficiente. Los predicadores de la prosperidad promocionan sus opulentos estilos de vida como prueba de su mensaje: Dios quiere que sus hijos lo tengan todo.
Las iglesias evangélicas están llenas de personas que, quizá sin saberlo, ven con frecuencia a los maestros del evangelio de la prosperidad por televisión. Este es un escenario común: el predicador, muy refinado, amigable y motivador, pide dinero para apoyar a su ministerio; a cambio, él promete la oración a favor de los donantes, así como una bendición financiera de parte de Dios. A continuación, los espectadores envían dinero porque aprecian la enseñanza positiva y porque les vendría bien un poco más de dinero para pagar sus cuentas. Sin embargo, cuando no se produce un aumento de ingresos, los consumidores del mensaje de la prosperidad, a menudo, se critican a sí mismos, porque piensan que la falla está en su propia falta de fe o, se decepcionan y se enojan con Dios. Sin duda este escenario se repite con frecuencia, puesto que un número significativo de cristianos se ven influidos por el evangelio de la prosperidad.

El 46% de aquellos que dicen ser cristianos creen que Dios los haría ricos si tuvieran suficiente fe.

La Biblia tiene mucho que decir acerca de la riqueza y las posesiones, pero esas enseñanzas son habitualmente sacadas de su contexto y mal interpretadas con negligencia. Los escritores David W. Jones y Russell S. Woodbridge vuelven a las Escrituras para exponer un entendimiento verdaderamente bíblico sobre la riqueza, la pobreza, el sufrimiento y el acto de dar. Identifican cinco áreas cruciales de error relacionadas con el movimiento del evangelio de la prosperidad. ¿Salud, riquezas y prosperidad? desafía a los lectores a redescubrir el verdadero evangelio de Jesús..

Fuente: Entrecristianos.com