Iglesia Anglicana de Japón se opone a la generación de energía nuclear


Iglesia Anglicana de Japón se opone a la generación de energía nuclear

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La energía nuclear supone un riesgo para la vida creada por Dios”, dice un comunicado emitido por la Iglesia Nippon Sei Ko Kai.

Japón | Viernes 6 de Julio, 2012 | Por Nínro Ruíz Peña |

La Iglesia Anglicana de Japón (Anglican Church in Japan), dijo que se opone a la generación de energía nuclear en el país después de la crisis que se produjo en el 2011 en la planta de Fukushima, tras el tsunami y los terremotos se produjeron en el país.

“La energía nuclear supone un riesgo para la vida creada por Dios”, dice un comunicado emitido por la iglesia.

La central nuclear, informó de pérdidas en grandes cantidades de radiación como consecuencia del terremoto y el tsunami que azotó el norte de Japón, resaltó difundid la Iglesia Nippon Sei Ko Kai.

El desastre de Fukushima, reveló la naturaleza extremadamente peligrosa por la generación de energía nuclear.

La nota destacó que existe un alto nivel de riesgo para las personas en todo el proceso de generación de la energía nuclear, desde la minería del uranio hasta la eliminación de los residuos radiactivos.

“No es exagerado decir que esto es una advertencia de Dios a cada uno de nosotros que, después de haber sufrido ataques nucleares, no adquieran los conocimientos suficientes en materia de energía nuclear tras exposición radioactiva”, dice la Iglesia Anglicana.

Sin embargo, la desactivación de la planta tardará décadas, aún así la iglesia ha advertido de los posibles daños que causará a los niños y las generaciones futuras, la exposición radioactiva.

“Una gran cantidad de residuos radiactivos se siguen liberando sin la tecnología correcta para eliminarlos. Se sigue poniendo en peligro las vidas de las personas durante un largo período de tiempo”, dijo el comunicado.

La iglesia recordó que Japón está sujeto a frecuentes terremotos, y la existencia continua de energía nuclear aporta no sólo los riesgos inminentes para el país sino al mundo.

Varios obispos japoneses firmaron una declaración diciendo que el terremoto de 2011 derribó el “mito de la seguridad de la energía nuclear”. “Tenemos que señalar que podemos cambiar nuestro propio estilo de vida”, dijeron los religiosos.

Fuente: Noticiacristiana.com