La Confusión de la Simbología


La Confusión de la Simbología

La Confusión de la Simbología
3Share

Cada verano del hemisferio norte se realizan festivales al aire libre como el Creation Northeast en Mount Union, PA, con participación de bandas musicales destacadas. El año 2010 publicamos excelentes fotos de Skillet, David Crowder Band y otros en la página Facebook de Enlace Musical.

Para nuestra sorpresa, una foto de John Cooper, bajista de Skillet desató la indignación por estar supuestamente haciendo un “signo de brujos” o de los que están en “lo oculto”. En realidad se trata del saludo de sordomudos que significa “te quiero”, con la palma hacia delante y los dedos anular y medio doblados (mitad izquierda de la foto en este artículo).

Eso es muy diferente del “malocchio” gitano-italiano en el que se hacen cuernos sólo con el índice y el meñique, signo tan asociado al “Rock Satánico” gracias a Ronnie James Dio, quien comenzó a usarlo al unirse a Black Sabbath en 1979 (mitad derecha de la foto en este artículo).

El problema con los signos y la simbología es que pueden tener diversas aplicaciones y diferentes personas en diferentes culturas los usan e interpretan de acuerdo a sus propios paradigmas, no necesariamente según la intención original de algo que provenga de otras latitudes.

La serpiente, el león, y el dragón son algunos representantes de la fauna terrestre utilizados en los relatos bíblicos para representar el mal o la misma persona de Satanás. ¿Pero habías tomado en cuenta que a Jesucristo también se le representa mediante la serpiente y el león? Además, en la misma ciudad de Jerusalén estaba la fuente del Dragón.

Así es. La serpiente de bronce levantada por Moisés en el desierto simboliza a Cristo levantado en la cruz para sanidad y salvación (de aquí que hasta nuestros días se usa la serpiente como emblema para la medicina). También a sus discípulos Jesús los envió con la instrucción de ser astutos como serpientes (pero sencillos como palomas).

El León de la tribu de Judá, la Raíz de David, de quien se habla en Apocalipsis, no es otro sino Jesucristo y obviamente no tiene nada que ver con el melenudo/greñudo que anda alrededor nuestro tratando de devorarnos (1 Pedro 5:8).

Para que no quede en el aire, te comento que la fuente del Dragón también se conoce como fuente del Chacal o el pozo de Job. Si bien la raíz del nombre es igual que para serpiente y existen animales denominados dragones (como el de Komodo), se le asocia más con la mitología y en algunas culturas el dragón es símbolo de fuerza, protección, sabiduría, riqueza, e incluso nobleza.

Pero como en Apocalipsis queda bastante claro que el dragón, la serpiente antigua, se llama Diablo y Satanás, la reacción lógica de todo buen cristiano será asociar esos símbolos con lo demoníaco, tácitamente, sin explorar más profundamente la intención artística, cultural o histórica que pudiera estar subyacente en alguna otra representación.

Recuerdo que algo así sucedió al comentar el video de P.O.D. para la canción “Rock the Party (Off the Hook)”, en el que aparece un pintoresco dragón chino entre la gente durante la celebración final de la canción. Alguien interpretó que la banda estaba promoviendo la presencia de Satanás con su música al incluir el dragón en el video. No encontré a nadie de China para preguntarle su impresión.

Tal vez yo soy muy poco impresionable, pero mi apreciación fue que el dragón no salía del escenario sino que aparecía en medio del público, siguiendo la idea que Satanás anda como león rugiente buscando a quién devorar; mientras, la letra de la canción da positivos consejos para celebrar sin excesos.

Seguro que encontrarás otros ejemplos relacionados con el arte gráfico de discos, frases en versos de canciones, nombres de bandas, y otras áreas en las que la simbología pretende comunicar algo, que finalmente resulta malinterpretado.

El apóstol Pablo dejó muy claro en el Areópago de Atenas que cualquier símbolo — incluso pagano o dedicado a los ídolos — puede llegar a ser un buen pretexto para exponer más claramente la verdad del Evangelio. Y pienso que más tarde tenía algo similar en mente cuando le mencionó a Tito que “para los puros todo es puro”.

Así que lo más sano sería no ser dogmático y evitar juzgar con estrechez lo que la Biblia retrata con holgura, como es el uso de imágenes y símbolos. Dios es un artista muy creativo y hacemos bien al imitarlo.

 

Cortesia: Warez Christian