Cuando Dios te habla


 

Cuando Dios te habla

 

La mayoría de nosotros tenemos delante de Dios muchas consultas, y es que todos diariamente tomamos decisiones, pero hay decisiones importantes y trascendentales en nuestra vida las cuales llevamos delante de Dios para que Él nos guie a tomar la más adecuada o la decisión perfecta para nuestra vida y para lo que Dios quiere de nosotros.

La mayoría esperamos a que Dios nos conteste y la verdad es que quisiéramos que Él lo hiciera rápido y a la vez muy claro, si fuese posible quisiéramos que nos hablara directamente y con voz audible para decirnos exactamente lo que tenemos que hacer.

Pero resulta que difícilmente escucharemos audiblemente su voz, y no es porque Dios no lo pueda hacer, sino que no acostumbra a respondernos de esa manera y por eso debemos estar atentos a sus instrucciones, a lo que Él quiere de nosotros.

Los últimos días y semanas he estado meditando una decisión que estoy por tomar, he estado orando a Dios pidiéndole su dirección, he hablado con amigos y personas que son importantes para mí para que me den su punto de vista sobre la decisión que estoy por tomar y todos me han dicho casi lo mismo. La Biblia dice que en la multitud de consejeros esta la sabiduría (Proverbios 15:22 RV1960), por esa razón es recomendable que podamos escuchar la opinión de personas llenas del Espíritu de Dios para que puedan darnos una palabra.

Sinceramente para mí es un poco difícil tomar esta decisión hablando en sentido humano, pero por alguna razón sé que es momento de tomarla, tanto es así que Dios constantemente me ha estado enviando palabras y mensajes que hablan directamente a mi corazón acerca de esta decisión que voy a tomar.

Y es que pasa que a veces también queremos demorar el hecho de tomar ciertas decisiones, tenemos temor a enfrentar nuevos retos y a sentirnos “desprotegidos” de cosas que siempre estuvieron allí, pero el llamado de Dios es más fuerte que cualquier temor y es que cuando Él da instrucciones no hay porque temer.

Dios me ha enviado toda clase de mensajes, a través de personas cercanas a mí, a través de videos que he visto, a través de mensajes a mi celular, a través de comentarios y cartas que he recibido, a través de versículos bíblicos específicos o estados en perfiles de amigos míos en redes sociales, todo concuerda, cada cosa, a pesar que la mayoría de mensajes provienen de personas que no saben nada acerca de mi decisión, Dios me confirma cada día lo que tengo que hacer, cada uno de esos mensajes me hacen sentir que es hora de tomar esa decisión, que es el tiempo.

Reflexionando en esto pensaba en lo duro que somos a veces para escuchar lo que Dios tiene que decirnos, pensaba que al igual que yo hay miles de personas que están pidiendo dirección a Dios por algo y al igual que a mi Dios les habla a través de muchos medios, pero la pregunta es: ¿Cómo estamos reaccionando frente a sus frecuentes mensajes sobre la decisión que tenemos que tomar?

La mayoría de nosotros y me incluyo no queremos entender que Dios nos está impulsando a tomar esa decisión, tal vez porque humanamente sentimos cierto temor, pero hay algo que debemos recordar y que aun cuando lo sepamos debemos de asimilar muy bien y esto es: DIOS NO NOS VA A DEJAR SOLOS.

Y es que cuando tú o yo dependemos de Él, depositamos nuestra vida, nuestros sueños y todo lo de nosotros en sus manos, entonces, debemos estar seguros, porque si alguien cuidara de nosotros es Él, si lo ha hecho hasta ahora, ¿Por qué no lo hora más cuando nos disponemos a depender de Él?

A veces lo único que nos falta es valor para tomar esas decisiones que sabemos que mejoraran nuestra relación personal con Dios y todo en nuestra vida. El temor es lo único que nos puede impedir llegar más lejos, alcanzar más, pero con Dios de nuestro lado no tendría el temor porque influir, Dios jamás ha perdido una guerra, ¿Entonces?, ¿Cuál es el temor?

Hoy quiero motivarte y al mismo tiempo motivarme a que seamos valientes, a que si Dios te esta guiando a tomar cierta decisiones, entonces ¡Hazlo!, no puedes pasarte la vida esperando a que Dios te confirme con cada cosa que se te ocurra, para saber que es de Él, Dios no necesita demostrarte nada para que le creas, solo necesita tú valor para dar ese paso y comenzar a hacer en ti cosas maravillosas como las que te ha prometido.

Podemos pasar toda la vida tratando de pedirle señales a Dios de todo tipo, toda clase de ocurrencias nuestras, o podemos creerle y dar ese paso de FE con valentía y comenzar a andar sobre el sendero que Dios quiere para ti.

Valentía es todo lo contrario al temor y Victoria todo lo contrario a la derrota, entonces para obtener la Victoria solo necesitas ser VALIENTE, si Dios te está confirmando cada día lo que tienes que hacer, ¿Qué esperas para hacerlo?, ¿Qué mas tiene que hacer Dios para que entiendas que es hora de ser valiente y tomar decisiones importantes?

Cuando Dios te habla, lo menos que puedes hacer es OBEDECERLE.

“Por eso me armo de valor, y me digo a mí mismo: «Pon tu confianza en Dios. ¡Sí, pon tu confianza en él!»”.

Salmos 27:14 (Traducción en lenguaje actual)

“Ningún proyecto prospera si no hay buena dirección; los proyectos que alcanzan el éxito son los que están bien dirigidos”.

Proverbios 15:22 (Traducción en lenguaje actual)

Autor: Enrique Monterroza

Cortesia: www.destellodesugloria.org