La vida en escenas


 

La vida en escenas

Si cada uno de nosotros nos pusiéramos a recordar todo lo que nuestra vida ha sido desde el día que nacimos hasta este día, podríamos recodar escenas de todo tipo, desde aquellas sin Dios en donde nos encontrábamos perdidos y sin esperanzas, así como escenas de dolor o que hicieron que en nosotros nacieran raíces de rencor u odio, hasta las escenas más hermosas que recordamos como el día en que reconocimos a Dios como nuestro Salvador.

Y es que por alguna razón las escenas tristes y de dolor quedan plasmadas en nuestra mente por mucho tiempo, y en ocasiones esas mismas escenas tratan de evitar que seamos felices en el presente.

Estoy seguro que todos hemos pasado por momentos duros en nuestras vida, escenas que no quisiéramos recordar o escenas que hubiésemos querido evitar, pero que por alguna razón tuvimos que enfrentar y nos causaron un gran pesar.

Pero estos días haciendo una reflexión de mi vida, me venían muchas escenas que he tenido que pasar, desde las más difíciles o dolorosas, hasta las más hermosas y me daba cuenta la forma como Dios ha actuado en mi vida y estoy seguro que en la tuya también.

Pensar que yo estaba perdido, pensar que muchos años de mi vida viví sin sentido, sin un objetivo por el cual hacerlo, vagaba en este mundo como un muerto en vida, tratando de llenar ese vacío que sentía con diferentes cosas y ninguna de ellas pudo satisfacer esa necesidad que tenia.

Jamás pensé que mi vida sería como hoy en día es, de hecho nunca planee nada de lo que ahora estoy viviendo o de lo que soy participe, nada estaba en mis planes y eso es lo hermoso de todo esto, nosotros no tenemos el control sobre lo que está planeado para nosotros, solo podemos ser participes si tomamos buenas decisiones.

Esa decisión que tome ese Domingo 1 de Febrero de ese año inolvidable, cambio mi vida, cada paso que daba hacia ese altar era un paso de absoluta obediencia, de absoluto rendimiento a Dios, con lagrimas en mis ojos daba cada paso, que cada vez sea hacia más largo el camino hacia ese lugar, llegar allí, cerrar mi ojos y comenzar a llorar como un niño, como nunca más llore, como que algo dentro de mi reconocía en ese momento, que allí mismo mi vida comenzaría a dar ese giro que yo no tenía planeado, pero que mi Creador si tenía escrito.

Esa escena quedo plasmada en mi mente para siempre, la recuerdo cada día, recuerdo ese momento y cada vez que lo hago me emociono en gran manera, porque pensar que no era nadie y ahora soy hijo de Dios me emociona, pensar que yo no tenía nada planeado y Dios sí, me hace sentir privilegiado, saber que esa decisión que tome de entregarle mi vida a Dios fue lo mejor que pude hacer me hace sentir tranquilo de que Dios tomo el control total de mi vida.

Desde ese día las escenas de mi vida comenzaron a cambiar, ahora si bien es cierto he pasado por cientos de situaciones muy difíciles y de las cuales de haber opción no hubiera querido pasar, pero sin embargo cada una de ellas ha sumado a mi vida experiencia y capacidad  para comprender los planes de Dios sobre mi persona, puedo dar testimonio que en mi mente las escenas que hoy existen ya no son las de soledad o las de una vida sin sentido, ahora las escenas que mi mente recuerda son cada una de esas experiencias lindas de las que Dios me ha permitido ser parte.

Ahora veo a mi alrededor y me doy cuenta que Dios lo tenía todo escrito, que Dios con sus detalles había confeccionado el libreto más hermoso y asombroso que jamás por mi mente hubiera pasado, pero que Él lo tenía listo para llevarlo a cabo.

Estoy seguro que esto no acaba aquí, estoy seguro que seguiré enfrentando cosas muy difíciles, seré parte de situaciones dolorosas o que me querrán llevar a dejar de confiar en Dios, sin embargo solo bastara con hacer un recuerdo de cada escena de mi vida, desde donde estaba solo y sin vida, hasta el día en que Jesús me abrazo y comenzó a darle sentido a todo, cada una de esas escenas que Dios ha permitido en mi vida hoy en día, son la razón más grande por la que no me daré por vencido, por las que no me rendiré, por las que pase lo que pase seguiré confiando en Él, porque todo lo que Él ha hecho y que yo no merecía, merece mi mayor esfuerzo y sobre todo merece toda mi confianza en que Él tiene todo en control.

Querido amigo o amiga, quizá hoy te encuentres siendo parte de una de las escenas más duras que te ha tocado vivir, quizá actualmente la fe se te está acabando, quizá la presión a la que estas expuesto está terminando de matar lo último que te quedaba de confianza en el Señor, pero hoy quiero invitarte a que hagas un breve recordatorio de aquellos momentos en los que también pensaste que no podrías y que Dios utilizo alguno de sus detalles para poner todo bajo control.

Hoy quiero que traigas a tu mente aquellas escenas de tu vida en donde te encontraste sonriendo porque Dios hizo algo que no esperabas, esas escenas en donde a pesar que no estaba en el libreto que tu habías escrito, Dios había planeado y ajustado para bendecirte y hacerte sonreír de felicidad y confianza en Él.

Hoy quiero que recuerdes aquellas veces en las que Dios siempre estuvo a tu lado aun cuando creíste que ya no podrías, aun cuando creíste que todo estaba acabado, sin embargo Dios te saco adelante y eso, cada una de esas escenas en las que Dios te ayudo tendrían que ser suficientes para que sigas creyendo hoy en día en lo que Él puede hacer en tu vida.

Lo que Dios ha hecho en tu vida hasta el día de hoy, es maravilloso, aun cuando en este momento puedas estar pasando una de las crisis más duras en tu vida, aun así, no puedes negar que Dios ha estado contigo siempre y que hoy no será la excepción.

Hoy quiero invitarte a seguir creyendo, a no desconfiar de su poder ni del control que Él tiene sobre cada situación. Pueda que parezca la escena más dura que te ha tocado vivir, pero sigue confiando porque su libreto es perfecto, porque no hay escena que a Él se le escape del control que tiene sobre nuestra vida, y eso tendría que ser lo que de paz a nuestra vida, el hecho de saber que su libreto es perfecto.

¡Dios tiene el control de cada escena de tu vida!

“Estoy seguro de que Dios, que comenzó a hacer su buena obra en ustedes, la irá llevando a buen fin hasta el día en que Jesucristo regrese”.

Filipenses 1:6 (Dios Habla Hoy)

Autor: Enrique Monterroza

Cortesia: www.destellodesugloria.org