Los Templos Evangélicos es EE-UU registran alarmantes descensos en asistencia


Durante las últimas décadas (2000-2010), la asistencia a las iglesias evangélicas ha venido disminuyendo, el porcentaje de estadounidenses que se consideran cristianos, ha ido bajando, y el número de personas que sostienen las creencias cristianas tradicionales ha estado cayendo en picada.
¿Qué significa todo esto para el futuro de Estados Unidos? Sin lugar a dudas, Estados Unidos se está convirtiendo en una nación menos “cristiana” y esto tiene implicaciones sorprendentes para el futuro de este país. El significado de “cristianismo” para los cristianos de América hoy en día difiere mucho de lo que era “el cristianismo” para sus padres y sus abuelos fundadores de esa gran nación.
A pesar que para los primeros colonos, la fe cristiana era el centro de sus vidas, y esto quedó profundamente marcado en su constitución, las leyes y estructuras de gobierno que establecieron como bases del Estado-Nación , millones y millones de cristianos en los Estados Unidos simplemente ya no creen en muchos de los principios fundamentales de la fe cristiana. Las Iglesias se están reduciendo, y el creciente escepticismo y apatía por los asuntos espirituales parece estar en su punto más alto de todos los tiempos.
Éxodo de jóvenes: Una encuesta realizada el año pasado por  LifeWay Research encontró que: 1-) El 46% de los estadounidenses nunca piensan sobre si van a ir al cielo o no; 2-) Para la mayoría de los estadounidenses, simplemente la fe no es la gran cosa. Esto es particularmente cierto entre los jóvenes menores de 30 años que se están alejando masivamente de sus iglesias.
En su nuevo libro, “Me perdiste: ¿Por qué los cristianos jóvenes están abandonando la Iglesia y repensando la fe”, David Kinnaman, presidente de la firma de investigación evangélica Barna plantea que entre los adolescentes y jóvenes adultos la asistencia a la iglesia ha disminuido hasta un alarmante 43%.
Es evidente que la fe cristiana no está ganando la batalla por los corazones y las mentes de nuestros jóvenes norteamericanos. La verdad fría y dura es que en los Estados Unidos hoy, mientras  más joven se es, menos probable es que usted se considere ser cristiano.
Una encuesta reciente encontró que el 25% de los estadounidenses entre las edades de 18 y 29 años dicen que no tienen religión. ¿Cómo es posible algo así en una nación modelo del protestantismo evangélico más influyente del mundo apenas medio siglo atrás? La nación que ha emprendido las  misiones evangelizadoras más fructíferas de la historia. Pero hoy, no obstante, un gran número de jóvenes que de niños fueron a la iglesia, ahora están abandonando su fe y sus iglesias por completo.
El grupo de encuestas Barna descubrió que casi el 60% de los cristianos entre las edades de 15 y 29 años ya no están  participando activamente en una iglesia.
Más que un asunto de asistencia: Pero el problema no sólo es que han dejado la iglesia, sino que han abandonado casi todas las formas de la espiritualidad cristiana clásica de la sociedad norteamericana, permeada desde sus fundamentos de Estado-Nación por preceptos bíblicos, judeo-cristianos..
Por ejemplo, según los resultados de una encuesta realizada por LifeWay Christian Resources sobre los jóvenes se encontró que: 1- ) El 65%  de los jóvenes norteamericanos nunca o casi nunca oran con otros, y el 38% de los jóvenes estadounidenses casi nunca realiza oraciones por ellos mismos. 2- ) El 65%  de los jóvenes en Estados Unidos rara vez o nunca asisten a servicios religiosos de cualquier tipo. 3- ) El 67% de los jóvenes en Estados Unidos no leen la Biblia o textos religiosos.
La triste realidad es que no sólo están rechazando la Iglesia, sino también los principios fundamentales de la fe cristiana, de los elementales principios, preceptos y conceptos judeo-cristianos.
La situación no puede ser menos dramática cuando el Grupo Barna descubrió que menos del 1% de los estadounidenses entre las edades de 18 y 23 años tienen una cosmovisión bíblica. En la encuesta se le pidió a los participantes que contestaran si estaban de acuerdo con las siguientes seis declaraciones. 1) Creer que la verdad moral absoluta existe. 2) Creer que la Biblia es completamente exacta en todos los principios que enseña. 3) La creencia de que Satanás es considerado como un ser real o de la fuerza del mal, y no meramente simbólico. 4) La creencia de que una persona no puede ganar su entrada al cielo, tratando de ser bueno o haciendo buenas obras. 5) La creencia de que Jesucristo vivió una vida sin pecado en la tierra. 6) Creer que Dios es el que todo lo sabe, todo poderoso creador del mundo que aún rige el universo actual.
Y aunque Usted no lo crea, esta es la realidad no de Cuba, ni de Corea del Norte o la China Continental, es la realidad de los Estados Unidos de Norteamérica. Ante todo ese menú de preguntas, asómbrese: ¡Menos del uno por ciento de los jóvenes norteamericanos participantes en la encuesta estuvieron de acuerdo con estas declaraciones!
¿Y los adultos qué? Pero si esto es asombroso, más asombroso es lo que está ocurriendo entre los adultos.  El número de estadounidenses que se consideran cristianos, ha estado disminuyendo constantemente desde hace muchos años.
El American Religious Identification Survey del Institute for the Study of Secularism in Society & Culture del Trinity College, uno de los estudios más completos que jamás se haya hecho sobre la religión en Estados Unidos, asegura que el 15% de los estadounidenses dicen que no tienen “ninguna religión”. ¿Qué tal? Estamos hablando de un 15% de la población de una nación de 265 millones de habitantes.
En 1990, el 86% de los adultos estadounidenses se consideraban a sí mismos cristianos. Pero ya  para el año 2008, ese número había disminuido un 76% por ciento, un descenso de diez puntos en tan solo dieciocho años. Y por si esto n fuera suficiente, por otro lado, el número de estadounidenses que rechazan la religión se disparó. De acuerdo con datos de la Oficina del Censo de EE.UU., el número de estadounidenses con “ninguna religión” sobrepasó su duplicación entre 1990 y 2008.
Además un gran número de “cristianos evangélicos” también están rechazando los principios fundamentales de la fe cristiana. Ejemplo de esto es que se encontró que el 52%  de los cristianos estadounidenses creen que “al menos algunas religiones no cristianas pueden llevar a la vida eterna”. ¡Qué tal!. ¿Dónde quedaron sus fundamentos de Fe en Jesucristo como Único Salvador y la Santa Biblia como única fuente de revelación divina y salvadora? ¿Estamos ante el mejor escenario apostata y hereje del tiempo postrero jamás imagino por Usted?
Otro estudio encontró que el 29% de los cristianos estadounidenses afirman haber estado en contacto con los muertos, el 23% cree en la astrología y el 22% cree en la reencarnación. Cabe preguntar entonces ¿cuál es el futuro de Estados Unidos si rechazamos totalmente los principios en los cuales esta nación fue fundada?
David Olson, director de Fundación de iglesias de Evangelical Covenant Church, ha hecho algunas proyecciones muy interesantes con respecto a lo que va a pasar en cuanto a la asistencia a la iglesia en los Estados Unidos si las tendencias actuales continúan.
Según Olson, sólo un 18.7%  de los estadounidenses asisten con regularidad a la iglesia en estos momentos. Si este número sigue disminuyendo al ritmo actual, el porcentaje de estadounidenses que estarán asistiendo a la iglesia en el año 2050 será de aproximadamente la mitad de lo que es hoy, o sea, un 9.3%.
Si esto no cambia, iglesias en todo Estados Unidos cerrarán sus puertas. El presidente de LifeWay Christian Resources, por su parte afirma que “la generación del milenio verá el cierre de iglesias con la misma prontitud que los concesionarios de General Motors vieron cerrar las suyas”.

Fuente: NotiChristian.com